Día mundial de la Diabetes: trastornos respiratorios del sueño y diabetes

La falta de sueño aumenta la propensión a padecer Diabetes, y para las personas que ya padecen diabetes, dormir poco empeora el pronóstico de la enfermedad.

Se calcula que el 38-45% de los pacientes  con Diabetes tipo 2 sufren trastornos del sueño. De hecho, la probabilidad de padecer  Diabetes es dos veces mayor en aquellas personas que habitualmente duermen menos de 6 horas. Se ha comprobado que en personas jóvenes y previamente sanas la restricción del sueño a 4 horas por día a lo largo de 6 días es de por si suficiente para reducir la curva de tolerancia a la glucosa y producir un estado hiperglucémico.

¿Por qué ocurre esto?  El mecanismo patogénico que desencadena estas consecuencias se relaciona con los episodios repetitivos de obstrucción de la vía respiratoria superior que se producen los trastornos respiratorios del sueño, y que conllevan fragmentación del sueño, hipoxia intermitente y un fenómeno de reoxigenación secundario. Estos episodios causan estrés oxidativo, activación de la inflamación y alteración endotelial, lo que puede resultar en ateroesclerosis, fenómenos cardiovasculares y resistencia a la insulina. Al dormir poco se elevan los niveles de cortisol y de hormona del crecimiento, y estas dos hormonas antagonizan los efectos de la insulina.  Además, las personas que duermen poco tienen niveles más elevados de sustancias como TNF-alpha, Interleuquina-6, y proteína C-reactiva, sustancias todas ellas que aumentan la resistencia a la insulina.

Al dormir disminuye la secreción de leptina.  Esta hormona, también llamada la hormona de la saciedad, favorece que las personas que duerman poco tengan propensión a la obesidad.

El sueño se compone de 5 etapas; REM, y fases 1, 2, 3 y 4. Las fases 3 y 4, conocidas como “sueño lento o profundo”,  se consideran las más reparadoras y directamente relacionadas con cambios metabólicos y hormonales. En estas fases se regulan los niveles de insulina, ya que en este momento el cerebro utiliza menos glucosa, la glándula pituitaria secreta menos corticoesteroides, la actividad nerviosa y muscular es menos activa, por lo que los requerimientos energéticos disminuyen.  Como resultado, el organismo necesita menos energía y el metabolismo de la glucosa disminuye. Pasa lo contrario durante las primeras fases del sueño (fases 1 y 2), y fase REM, en las que hay más actividad nerviosa y más requerimientos energéticos.

Dormir bien ayuda al páncreas a regular los niveles insulínicos en sangre y es muy importante que la calidad del sueño sea buena todas las noches. Las personas que padecen Diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) no tienen una buena calidad de sueño y sufren continuos despertares. Para evitar esta situación, es importante adquirir buenos hábitos y tener buena higiene al dormir.

En el Instituto de Investigaciones del Sueño, en Madrid, se esta realizando un estudio sobre el sueño en las personas con Diabetes-tipo 2, particularmente en aquellas que padecen Neuropatía, y sobre como influye el tratamiento en el sueño y en la Diabetes.  Aquellas  personas interesadas en obtener más información pueden ponerse en contacto con nosotros.

El tratamiento del ronquido y la apnea del sueño reduce el riesgo de padecer diabetes.

El riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 en personas con ronquidos es 3 veces mayor que los no roncadores.

En un estudio publicado en la revista Sleep Breath, se ha demostrado que los pacientes roncadores tienen una probabilidad 3 veces mayor de desarrollar Diabetes tipo 2 que los no roncadores. Confirmando esta teoría, Investigadores de Estados Unidos estudiaron a 812 personas de entre 45 y 74 años de edad, durante tres años, y encontraron que el riesgo de desarrollar Síndrome Metabólico (Diabetes) era más de 2 veces mayor a lo normal en los que con frecuencia roncaban fuerte; 80% superior entre los que tenían dificultades para dormir, y 70% superior entre los que no se sentían descansados tras dormir.

Los descensos de la saturación de oxihemoglobina (SaO2) producidos por las apneas y las hipopneas dan lugar a reiterados episodios de hipoxemia e hipercapnia, que a su vez, pueden afectar el metabolismo de forma indirecta, ya que disminuyen la cantidad y/o la calidad del sueño. La falta de sueño altera profundamente los procesos metabólicos.

El riesgo para los pacientes con Diabetes es mayor si tienen TRS

Los TRS no suele diagnosticarse, y por lo tanto tratarse, en muchos pacientes obesos con diabetes tipo 2, según revela un estudio llevado a cabo por investigadores del  Centro para la Investigación de la Obesidad y la Educación de la Temple University en Filadelfia (Estados Unidos) y publicado en la revista Diabetes Care. El 33,4% de los 306 pacientes tenía apnea obstructiva leve (índice apnea-hipoapnea: 5-14,9), el 30,5% tenía apnea obstructiva moderada (índice apnea-hipoapnea: 15-29,9) y el 22,6% tenía apnea obstructiva grave (índice apnea-hipoapnea: 30 o superior).

La diabetes tipo 2 es un problema de salud pública con una alta morbilidad, mortalidad y elevados costos para la sanidad pública. Los informes recientes han indicado que la mayoría de los pacientes con diabetes tipo 2 también tienen apnea obstructiva del sueño (OSA). Datos de  estudios epidemiológicos y clínicos sugieren que los TRS también están  independiente asociados con alteraciones en el metabolismo de la glucosa y los pacientes tienen un mayor riesgo de desarrollar de diabetes tipo 2.

En los pacientes con diabetes tipo 2, el grado de severidad de los TRS se asocia con menor control de la glucosa

El tratamiento de TRS reduce el riesgo de desarrollar diabetes y reduce el riesgo para pacientes diabeticos

Mejorar de la respiración durante el sueño en los TRS puede mejorar varios marcadores de metabolismo de la glucosa y resistencia a la insulina, como la hemoglobina glucosilada, glucosa en ayunas, de insulina y resistencia a la insulina. El tratamiento de los TRS ejerce un efecto beneficioso sobre el metabolismo de la glucosa y resistencia a la insulina. Los niveles de glucosa durante el sueño disminuyen y son más estables en los pacientes con diabetes tipo 2 y TRS tratados con CPAP  o DAM.

http://www.liron.es/LIRON_archivos/pdf/Folleto_liron_2011_Medico.pdf

http://www.diegogarcia-borreguero.com//

Acerca de lironronquido

Odontólogo 1989 Especialista en Ortodoncia 1991 Doctor en Odontología Universidad Complutense Madrid 2003 Profesor de Ortodoncia Departamento de Odontología Facultad de Ciencias de la Salud Universidad Europea de Madrid 1998-2007. Miembro Fundador de la AMADE Asociación de Malformaciones Dentofaciales Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia, Sociedad Europea de Ortodoncia, Sociedad Iberoamericana de Ortodoncia, American Asociation of Orthodontists, World Federation of Orthodontists. Especialista en Trastornos Respiratorios del Sueño, Tratamiento con DAM Dispositivos de Avance Mandibular. Ortodoncista experto en Dispositivos de Avance Mandibular del Instituto de Investigaciones del Sueño. Ortodoncista del Programa de Medicina del Sueño, Servicio de Neurología, Hospital Ruber Internacional. Miembro de la Sociedad Española del Sueño SES, Sociedad Española de Medicina General y de Familia SEMERGEN y Sociedad Española de Medicina Dental del Sueño. Miembro de la European Sleep Society y American Sleep Association.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s